Inicio > Programación > Opinión sobre El Primer Hackatón de Almería

Opinión sobre El Primer Hackatón de Almería


logo_elhackaton

Durante este fin de semana se ha celebrado el primer Hackatón en la provincia de Almería, dónde nos reunimos 50 entusiastas (programadores, diseñadores y creadores de contenido), mayormente paisanos, pero con unos cuantos adoptados, todos con el objetivo de cambiar el mundo en 28h.

¿Por qué ir a El Hackatón?

¿Correr 20kms como lucha contra el cáncer? No, nosotros no corremos para luchar contra el cáncer, en vez de eso, investigamos como crear apps que puedan ayudar a vencerlo o prevenirlo, por poner un ejemplo.

Con que uno solo uno de nuestros proyectos ayude, en lo más mínimo, a los problemas del mundo, habrán merecido la pena las horas de trabajo y sueño.

Además de eso, hay que añadir todo lo que se aprende y a la gente que se conoce. No lo dudéis, iré al siguiente.

El Reto

Con los 50 asistentes se formaron un total de 12 grupos los cuales debían crear un software (si mal no recuerdo, todos fueron apps móviles) destinadas a cambiar el mundo, pudiendo elegir entre uno (o más) de los temas propuestos: sanidad, empleo, educación y discapacidad.

Todo el software (código, imágenes, documentación…) que se creó durante el evento fue liberado para que todos los proyectos puedan continuar, tanto en manos de su creadores originales como de la propia comunidad. Podéis encontrarlos en GitHub y una descripción, junto a un fantástico análisis, en  Almería Tendencias

El Lugar

El evento se realizó en la Escuela de Artes de Almeria, un lugar céntrico, cómodo, muy bonito y que incentivaba a hacer una labor social.

Sin embargo, hubo dos problemas, a mi parecer, importantes con el sitio.

El primero, sin lugar a dudas, fue la conexión. Según explicaron los organizadores, hicieron pruebas con 30 dispositivos por sala, y puesto que íbamos a ser 50 en dos salas, no debería haber problema. Sin embargo no contemplaron que cada participante tendía a conectar portátil y teléfono, y en algunos casos, tablet; y que además se realizarán bastantes conexiones internas para aquellos cuyos proyectos incluían servidor central (la mayoría de ellos).

El segundo problema, al menos en la sala 3, fueron los taburetes y las mesas altas. Esta sala está pensada para las clases de dibujo y la mayoría de los asientos eran taburetes los cuales se hacían incómodos tras varias horas de trabajar con los portátiles.

Las Charlas

Personalmente, las charlas estuvieron de más. No porque no me pareciesen interesantes, justo lo contrario. Disponíamos de poco tiempo para hacer el proyecto que, al fin y al cabo, era el objetivo principal del evento, así que la mayoría “no pudimos” asistir a todas las charlas que nos hubiese gustado para poder avanzar en nuestros proyectos.

Quizás se si hubiesen realizado un día antes, o simplemente en otra ocasión, habrían tenido la asistencia  y atención que se merecían ponentes charlistas, pues me costa que en la última la gente estaba durmiéndose como consecuencia de pasar la noche trabajando.

Personalmente, lo ideal hubiese sido un día antes y así poder aplicar lo aprendido al propio proyecto. En el caso de mi equipo, AppCede, requeríamos usar Google Maps (como muchos otros) y podríamos haber optado por OpenStreetMap tras la charla de  Jorge Sanz.

La Gente

A riesgo de parecer cursi, el ambiente fue simplemente genial. Poder pedir ayuda a gente que está saturada de trabajo y que compite contra ti y que te ayuden al momento es algo que no encontrarás en todos los sitios.

Durante la cena, donde nos dividimos en varios grupos (no es plan de llegar 50 a un bar un sábado por la noche),  el buen rollo se mantuvo, así como chistes referentes a nuestro mundillo, en especial la referencias a las “clientadas” que habíamos sufrido.

Las Presentaciones

Las presentaciones de proyectos, a mi parecer, quedaron muy cortas. Con solo 5 minutos (Ismael no te perdona ni un segundo) no podíamos mostrar todo lo que habíamos hecho, y los problemas con la conexión no ayudaron.

Si bien hay que calcular que éramos 12 grupos, lo que supone una hora de presentaciones más el tiempo de prepararnos, habría que haber cedido más tiempo a cada grupo “de alguna forma”.

La Votación

La votación de los proyectos ganadores fueron de la mano de los propios participantes, valorando tanto la idea como el estado del proyecto.

Los miembros de mi equipo pensábamos que tener un prototipo funcional era un requisito, por ello la mayor parte de nuestro esfuerzo fue ese, sin embargo vimos como la presentación de la idea cogía gran importancia.

Para realizar la votación inicialmente cada participante podía votar cada grupo de 1 a 5, salvo a su propio grupo. Sin embargo, por problemas técnicos, finalmente cada persona debió votar un único grupo.

En lo personal me habría gustado más un sistema de 6 puntos. Cada participante vota a 3 grupos, dándole 1, 2 o 3 puntos, quedando mejor repartidos.

¿Volveré a ir?

Sin dudarlo. Pero me llevaré un cojín, un punto de acceso wifi propio (en especial para la presentación) y si puede ser una silla.

Anuncios
  1. 29 marzo, 2014 en 12:25 am

    Entonces parece que fue bien. El próximo Hackaton, espero estar más preparado y poder asistir.

  2. 29 marzo, 2014 en 5:29 pm

    Muy buen análisis del fin de semana de El Hackaton. Gracias por el enlace a Almería Tendencias. Salud y rocanrol

  3. 29 marzo, 2014 en 6:15 pm

    Buenas Miguel Ángel!
    Gracias por tu post. La verdad es que hay mucho que mejorar para una hipotética segunda edición, tanto por cosas qué percibisteis los participantes como por algunos detalles que detectamos los organizadores.
    En cuanto al tema de las votaciones, créeme si te digo que, aunque hubiese funcionado el sistema a la primera, probablemente vuestro proyecto no se habría llevado ningún premio, cosa que me parece injusta porque era la propuesta —desde mi punto de vista— más completa y definida 🙂
    En cuanto a las charlas… la verdad es que tenían sentido según el diseño inicial del evento. Al final, por las particularidades del lugar de celebración, quedaban un poco “cojas” 😛

  4. 29 marzo, 2014 en 6:19 pm

    Buenas Miguel Ángel!
    Gracias por tu post. La verdad es que hay mucho que mejorar para una hipotética segunda edición, tanto por cosas qué percibisteis los participantes como por algunos detalles que detectamos los organizadores.
    En cuanto al tema de las votaciones, créeme si te digo que, aunque hubiese funcionado el sistema a la primera, probablemente vuestro proyecto no se habría llevado ningún premio, cosa que me parece injusta porque era la propuesta —desde mi punto de vista— más completa y definida 🙂
    En cuanto a las charlas… la verdad es que tenían sentido según el diseño inicial del evento. Al final, por las particularidades del lugar de celebración, quedaban un poco “cojas” 😛

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: